XL.

XL.

Algo me decía que en este embarazo me iba a poner “grande”. No digo gorda, porque tampoco me parece excesivo haber engordado 2 kilos en lo que llevo de trimestre (estoy ya de 10 +3) El caso es que han llegado las primeras voces de alarma (madre y suegra principalmente). Mi madre me ha pedido que le pregunte al médico en mi próxima visita, si es normal que se note tanto el embarazo a estas alturas. Ayer iba con ella por la calle, y sus ojos no se apartaban de mi tripa, je,je. Tanto es así que me pidió que cocinara cosas sólo poco elaboradas. Lo típico de plancha y vuelta y vuelta.

Pero ya os digo no es un problema de comida. No me estoy pasando. No tengo antojos. Tengo buen saque y como con apetito. Incluso, he notado estas últimas semanas que el cuerpo me pide más comida que cosas dulces. Creo que el problema se debe a que no he sido nunca una persona musculosa. Delgada pero sin músculo. No he sido una persona aficionada a trabajarme el cuerpo. Mi madre sin embargo sí lo era. Desde pequeña, el abuelo los levantaba muy tempranito antes de ir a la escuela para someterlos a una tabla de ejercicios de ginnasia sueca. Todos los días. Luego siguió el Judo, el remo, el esquí… mi madre era puro músculo. Y cuando se quedó embarazada, solo se le notaba ( y poco) a partir del séptimo mes.

Ni mi pareja ni yo estamos preocupados por el tema. Mientras el peso no se desborde, no pienso restringir comida. Luego, ya veremos como vuelvo a mi ser 🙂 Lo de la talla XL no es broma. Hace 3 meses yo estaba con unos vaqueros talla 38 pero hace dos semanas me compré para estar por casa unos pantalones cortos de algodón, talla XL. Aclaro que esta no es mi talla actual, pero lo hice con vistas a llevarlos holgadamente los próximos dos meses. Algo he leído de que no era bueno ir ceñida durante el embarazo. Y mis pantalones cortos anteriores al embarazo, ya me ceñían demasiado. Me resisto a comprar ropa Premamá tan pronto, pero sí he comprado faldas con goma y vestidos veraniegos de una talla superior a la mía.

    

 

Anuncios

9 comentarios en “XL.

  1. Lo que te ocurre es muy normal, es una mezcla de hormonas y de tu constitución. Yo puedo decir que soy el mismo caso, bastante delgada (más que tú) y muy fofa 😀 La barriga se hincha porque el tránsito intestinal es lento y suele haber más gases o estreñimiento y nuestros fofi-músculos no aguantan nada. Lo normal es coger 1kg por mes, así que vas perfecta. Al ser delgada es probable que llegues al final con 13-14kg en total, como yo, y no es motivo de alarma. Ah, con la ropa de verano se nota todo mucho más y si vas algo ceñida ya no te cuento. Que no se emocionen que ahí todavía no hay bebé 😀 hasta la semana 12 no empieza a asomar el útero por encima del hueso púbico jeje.

    Me gusta

  2. Pues si que es verdad que tienes barriga de mas, pero por ejemplo yo no te veo “gorda” en general, no se te ven los brazos enormes ni naa mas. Vamos, que solo es tripa. Yo tenía el problema contrario, que estaba de 6 meses y aún dudaban si era embarazo o las tapitas jaja. No porque ya la trajese de serie, para nada, siempre he sido un fideo, pero es que no me salió hasta casi el final hija.

    Me gusta

  3. Yo también tengo ya barriga de embarazada. Si le sumas que yo ya tenía barriguita pues es más que evidente. Tampoco me preocupa demasiado, ya que entre las náuseas y los vómitos tampoco es que coma demasiado como para engordar. Supongo que es más cuestión de cada una, hay a quien se le nota el embarazo mucho más avanzado y a otras nos asoma la barriga antes.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s