Epidural.

Epidural.

Si hubo una protagonista en mi parto, además de Alicia :), para mi, fue la anestesista. Una gran mujer que consiguió que mi parto me fuera menos doloroso a pesar de los deseos de mi médico, que desde el principio se opuso a que recibiera la epidural desde el primer momento. Hizo un trabajo impecable, calibrando mi peso y la cantidad suministrada de anestesia para procurar que siguiera el parto de forma activa. Y por lo que me explicó cada vez que repetía una dosis, no era fácil conseguirlo.

Viendo que la gente del equipo médico tardó en llamarla 40 minutos, la segunda vez que la necesité,(lo sé porque me quejé a ella por lo tarde que había venido: “Doctora, ¿dónde se había metido? Hace 40 minutos que la he llamado. _ Me acaban de avisar”) decidió quedarse hasta el final del parto fuera de la sala de dilatación. Lo que agradecí un montón, porque la tercera vez salió de detrás de la cortina, después de oir como me quejaba a mi marido ( “Esto no funciona, la doctora me ha puesto una dosis menor”). Y es que el equipo que me atendía no movía un sólo dedo sin que mi médico lo autorizara.

Pero yo soy poco espartana para aguantar el dolor y sin la epidural no hubiera aguantado un parto vaginal. Después del parto me un pediatra me explicó, que los niños que nacían con epidural presentaban un mayor volumen por la cantidad de suero que se había suministrado a la madre. Al principio no le dí mucha importancia pero cuando nos dijeron que Alicia había sufrido algún daño al pasar por el canal del parto, me sentí fatal.

Creo que falta información a las madres sobre el tema de la epidural. No es suficiente que te pasen un papel en el que prestas tu consentimiento que firmas a toda pastilla y doblándote cada vez que llega una contracción.

Anuncios

3 comentarios en “Epidural.

  1. Yo firmé el consentimiento de la epidural un par de meses antes después de ir a una charla que hace el Hospital. Allí es protocolo hacerlo así por lo que vas informada de todo, tanto pros como contras. Mi aestesista fue majísima. Yo ni me enteré y eso que fue informándome de todo, pero en el parto ya no tenía epidural por lo que lo que sufrí bastante pero todo tiene su recompensa. Aún así tengo que decir que si ya no tenía epidural fue porque con tanto pujo y el ajetreo de después por necesitar ventosa, ni cuenta me di de que no había pedido la siguiente dosis! -.-‘
    Un beso!

    Me gusta

  2. El mundo de la anestesia es todo un arte. Yo me medio manejo para las cirugías más básicas pero reconozco que me pone supernerviosa estar de anestesista U_U. Un mundillo que nunca me ha gustado, la verdad.

    Mi anestesista también fue genial aunque en mi caso todo el mundo se portó fenomenal en el hospital y en el quirófano. Incluso me han llamado desde el departamento de anestesia para preguntarme que tal los dolores varias semanas después de darme el alta ^_^.

    Espero que Alicia esté bien y que nos vayas contando cositas 🙂

    Me gusta

    1. Yo no tuve tanta suerte con el equipo médico como tu. Este médico tenía las ideas muy fijas, y lo que pensaba hacer desde el principio, la episiotomía, lo hizo a pesar del desgarro. Si volviera a quedarme embarazada, le daría la noticia pero no lo escogería para controlar mi embarazo. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s