Dos productos muy útiles.

Dos productos muy útiles.

Con estos calores y las ventanas abiertas han llegado los temidos mosquitos tigres. 😦 Y al final después de mucho cavilar me decidí a comprar unos parches ecológicos de citronella. No quería que la nena estuviera rodeada de productos como matamosquitos en pastillas, líquido o aerosoles. El caso es que estuve leyendo varias opciones y me decidí por esta.  Son parches de la marca Larus Pharma ( y no, no es un post patrocinado. Pero es que me han gustado un rato y he decidido compartirlo con otras madres).

Son fáciles de aplicar siguiendo las instrucciones. Agradables de oler y lo que es mejor… ¡¡funcionan!! La pega para mi es su cora duración. En la caja advierten que solo duran entre 6 y 8 horas. En realidad son 4 aproximadamente. Tienen un alcance de un metro. Yo no los pongo todas las noches, solo cuando oigo algún zumbido pongo tres en disposición de triángulo. Con eso me aseguro un perímetro exento de mosquitos. La otra pega, es el precio. En farmacia son 8 euros y pico. Son cajas de 24 parches, si se van tres en cada aplicación, ya podeís imaginar lo que dura la cajita. Tienen la doble variedad, mosquitos y mosquitos tigres.

El otro producto de que quiero hablaros es una auténtica joya. Se trata de árnica para los golpes. Cuando vi que la nena empezaba con los golpes busqué el producto de árnica con menos química que me encontré.

El que uso es un roll-on de Aquilea, se llama Golpix y lo recomiendo con los ojitos cerrados porque mi nena se ha dado un par de golpes muy serios en la cabeza y nos ha ido genial. Está hecho a base de plantas: árnica, harpagofito y gingko. Las dos primeras poseen efecto antiinflamatorio y calman el dolor. La última tiene un efecto sobre la circulación, evitando los morados. Su presentación en roll-on (a diferencia de los sticks) evita que tengas que presionar sobre la zona dolorida. Muy efectivo. Lo llevo siempre conmigo. No tengo pegas para este producto.

Anuncios