Biometrías fetales.

Biometrías fetales.

En la última ecografía que nos hicieron, la de control del final del segundo trimestre, la máquina nos dió los resultados de la medición de la niña. Los llamados tantos percentiles.

Hemos estado buscando referencias en distintas páginas de internet sobre lo que se considera normal para un feto de 27 semanas de gestación.Y hemos visto que se consideran perfectamente válidos todos los resultados por encima del 3% y por debajo del 97%.

La verdad es que el tiempo vuela comparando las mediciones de mi niña con la de las tablas que usan los ginécólogos. Aquí las añado por si os interesan.

image

image

Nuestra sorpresa viene porque la ecografía atribuye a la nena por su tamaño,  10 días más de los que tiene, esto es 28 semanas y 6 días; y por lo tanto, corrige la fecha del parto.

La ecografía, al combinar las distintas mediciones, nos dió un tanto por ciento de 73. Es decir su peso o longitud es ligeramente superior a la media estadística de la población de su misma edad y peso. No le damos excesiva importancia, ya que en el tercer trimestre se hace cada vez más difícil, la medición del feto, y ello a pesar de la precisión de la máquina y de la pericia del ecografista, y por lo tanto los errores se producen con más frecuencia. Al final del embarazo, sólo se puede estimar el peso con un margen de error de +\- 500 gramos. Por lo tanto, si el médico dice que el feto tiene un peso de 3100 gramos, y nace en ese momento, tanto habrá acertado si el nacido tiene entre 2600 y 3600 gramos.

Aún contando con que se haya producido algún error en la medición, somos conscientes de que la niña viene subidita de peso (aclaro que mi glucosa fue de 92 en la prueba de O’ Sullivan  y que tampoco estoy subiendo excesivamente de peso), 1218 gramos para 27 semanas y tres días. ¿Hay alguna mamá que haya tenido niños con un peso considerado superior a la media? ¿Puede esta circunstancia anticipar el parto respecto a la fecha prevista? ¿Alguna futura mamá espera gordtito/a? 🙂