Triste fecha.

Triste fecha.

Me he sorprendido a mi misma contando con avidez las semanas que llevo de embarazo, para compararlas con la duración del anterior . Sí lo sé, una total estupidez (5+2) .Como si el haber superado esa barrera de tiempo pudiera protegerme del peligro de aborto. Peligro que está muy cerca. Ayer mismo fué un día muy movido, estuve todo el tiempo fuera de casa y noté dolores uterinos a lo largo del día. Pero lo que más me asustó fué una contracción muy fuerte al final del día, justo cuando llegué a casa. Me dió tanto miedo que he decidido adelantar la visita al médico para ver como va todo. He estado leyendo sobre la progesterona, creo que puede eliminar el riego de aborto espontáneo y me gustaría plantearselo.

En cuanto a la elección de médico, mi seguro sólo me da opción a continuar con el que ya tenía, o escoger a uno nuevo. Este nuevo tiene fama de antipático y poco comunicativo. Pero no hay nada que cuestione su profesioalidad. No necesito ser su amiga, me basta con que no se le escape ningún detalle importante. Al final, la decisión depende de quien me de más rápidamente la cita, pero me gustaría probar con el nuevo ginecólogo.

Recordatorio.

Recordatorio.

Estaba yo muy feliz pensando que este embarazo iba a ser un paseo. No notaba nada, ni nauseas, ni ascos, ni molestias. Absolutamente nada. Tanto es así, que por un momento me olvidé de que estaba embarazada. Soy una persona de movimientos rápidos, casi bruscos y ayer por la noche me agaché con rapidez para dar de comer a un gato que pasa todos los días por mi casa. Movimiento rápido y frenazo en seco. Y ahí lo noté. Noté un calambre en el costado izquierdo (no sé si era el ovario o qué) pero me dejó doblada. Y entonces recordé de nuevo que estaba embarazada y que mis movimientos debían ser más suaves de lo normal. Esa zona estuvo dolorida un par de horas, luego se calmó. Estuve aterrorizada.

Hoy cuando me he levantado he notado como dolores de regla durante un par de minutos. Y pensé, ya estamos, como en el primero… Ahora todo está en calma pero no puedo dejar de sentir miedo. Quiero disfrutar de mi felicidad con mi embarazo pero pienso que las mujeres que ya hemos pasado por un aborto tenemos una sobrecarga de miedos e inseguridades que nos frena.

Espero que mi actitud cambie y gane confianza con el paso de las semanas. No quiero vivir con miedos.

Positivo.

Positivo.

Bueno aquí está, ya está confirmado. Miro y remiro la foto. Me gusta ver la rayita tan marcada, incluso se ve más fuerte que la del control o me lo parece a mi. 🙂

test1

Estamos emocionados pero somos cautos, primero sólo lo hemos comunicado a mi madre, esperemos que no se le escape. Ella ya tiene más nietos (3), pero  yo soy su única hija. He leído que las mujeres transmitimos a nuestros hijos el ADN mitocondrial, pero sólo nuestras hijas pueden a su vez transmitirlo. Por eso pienso que este nieto/a será distinto para ella, más suyo. Y luego no podemos olvidarnos de las palabras de un médico que nos atendió de urgencias en el primer embarazo: ” No se pueden hacer ilusiones en el primer trimestre”. Así que cuando empezamos hacer planes o se nos va un poco la olla, uno de nosotros se encarga de frenar  al otro…

La primera decisión tiene que ser la de buscar un buen equipo médico que lleve el embarazo de principio a fin (Dios mediante). Mi médico hace ya tiempo que lo noto desconectado y conmigo ha tenido varios errores de bulto ( en una citología de control de una leucoplasia, el laboratorio no pudo analizar células, porque no se habían incluído en la muestra y en una extirpación de un pólipo con el aparatito de cauterizar me hizo una pequeña quemadura en la parte inferior de la pierna. Gota que colmó el vaso. No quiero en mi embarazo un médico desmotivado.

Test de ovulación.

Test de ovulación.

Confieso que era reacia a comprar los test de ovulación. Pero tras el mes anterior en el que descubro cambios en la duración de mis ciclos (y ya van dos ciclos largos después del aborto), no me ha quedado otra opción. Pensé en tomar cada día la temperatura, pero tuve que desecharlo por mi horario. De todos modos, pienso utilizarlos como otra posibilidad junto a la observación y la cuentas de la duración de la fase lútea (15 días si no he echado mal las cuentas, el mes pasado). Vamos que mi idea es usarlos lo justito, no voy a basar todas mis posibilidades en los dichosos test.

Después de pasarme años teniendo ciclos regulares, me parecía imposible no seguir teniéndolos. De todos modos, ahora que reviso el calendario, el día antes de la ovulación (supuestamente porque ando algo perdida), tuve relaciones con mi pareja ( el mismo día y posterior fué imposible porque me tuve que ausentar de mi casa). En una mujer más joven eso seguramente habría servido para quedarse embarazada, pero en mi caso, no. Tampoco voy a creerme eso de que a partir de los 30 años las posibilidades de ser madre se reducen en un 15% cada año.Porque si fuera así de exacto, yo tendría ya  menos 210% de posibilidades. Y con nuestro primer embarazo, en un primer intento , ya vimos que era posible. Pienso que las estadísticas no tienen en cuenta las características propias de cada persona. Así que quiero romperlas.

Nuevo ciclo.

Nuevo ciclo.

Sí, empiezo un nuevo ciclo. Y el segundo en la busqueda de mi hijo/a. Lo que más me duele es que por lo visto ni siquiera me acerqué a la fecha de ovulación. Si tenemos en cuenta la regla y descontamos 14 días para atrás, justo en el día que se cumplen los 14 días, tendremos la ovulación. En fin, que haciendo esos cálculos era imposible que me quedara embarazada. Y todo lo que sentí? Y todas esas molestias? Empiezo a comerme el coco, y pienso…y si me quedé embarazada y no eran imaginaciones mías? Y si lo vuelto a perder? Tengo programada una cita para que me hagan una ecografía transvaginal a principios de Junio. El ginecólogo me la pidió para controlar el tema de los miomas ( lo que por si solos sí podrían explicar todas las molestias de la última regla) pero mientras me la hacen procuraré sacar toda la información que pueda acerca de si ha podido producirse una nueva pérdida.

Es cierto que me he comido mucho el coco con este tema. Sobre todo después de la ovulación, ya tomaba precauciones como si pudiera estar embarazada. Después de esta decepción tengo pensado abordar el tema de forma distinta. No modificaré mi vida ni mis hábitos (excursiones, bici…) hasta que no tenga un positivo en la mano. Si no actúo así, me pierdo demasiadas cosas buenas con mi pareja por un sueño que todavía no es real.

Irresponsabilidad.

Irresponsabilidad.

Últimamente no reconozco los avisos que me envía mi cuerpo. Desde lo del aborto, lo tengo un poco loco y ando algo perdida. Antes mis ciclos aparecían con la puntualidad de un reloj suizo y mis ovulaciones eran fácilmente predecibles. Pero desde el 20 de Febrero ando sin regla.

Me he pasado toda la mañana con una sensación de vientre inflamado. Una sensación familiar, molestias que tuve durante mi corto embarazo, y la verdad es que me he asustado. Mi pareja tuvo que dejarme sóla por motivos de trabajo durante 10 días y en el reencuentro, nos dejamos llevar. No tomamos precauciones porque pensé (por eso de avisos malinterpretados por mi) que estaba a punto de venirme la regla. De eso hace 3 días. Después de echarme para ver si se pasaban las molestias, he manchado un poco, apenas unas gotas amarronadas.Y como ahora estoy literalmente, comiéndome las uñas, he preferido desahogarme con mi blog.

Si es la regla, estaré féliz pues ésta es como un semáforo verde para mi, podré ejecutar aquello para lo que llevo semanas preparándome. Si es un embarazo, sé que tengo muchas posibilidades de perderlo otra vez por fallos en la implantación. Mi ginecólogo me lo dejó muy claro. Hoy, mejor no pensar.

Aborto espontáneo.

Aborto espontáneo.

Un aborto espontáneo (interrupción del embarazo antes de las 20 semanas de gestación) acabó con las ilusiones de mi primer embarazo. El médico que me atendió en Urgencias, me dió a entender que lo mío era un caso de premenopausia. Sólo al hacer una ECO transvaginal se convenció de que lo que yo había tenido ,era un aborto precoz. Este es el que se produce antes de las 12 semanas.

predictor

Repaso mentalmente todo lo que hice ese día para averiguar la causa de mi pérdida, mi edad… tal vez? no! Luego me entero de que la mayoría de estos abortos son causados por defectos cromosómicos, infecciones, deficiencias nutricionales…

Eso me recuerda que yo no tomé la medicación recomendada (ácido folíco y vitaminas ) puesto que mi embarazo fué completamente natural y no programado (como suelen ser la mayoría de las cosas en mi vida. Su falta… ha podido ser la causa de mi aborto? Lo dudo. Nuestras madres y abuelas se embarazaban y tenían a sus bebes sin hacer ricos a ninguna farmaceútica, y también, es cierto, abortaban. Mi abuela ( por parte de madre, que para estos casos es la que cuenta) tuvo 5 hijos y dos abortos, mi madre ningún aborto. Tenemos que asumir que el aborto es algo completamente natural en proceso de gestación, y que por desgracia puede ocurrir en más de una ocasión a una misma mujer. A pesar de la pena y tristeza, no me queda otra que rehacerme físicamente con rapidez para reanudar mi camino hacia la maternidad. Pienso que para ello, es vital contar con una alimentación completa en la que abunden proteínas (pues todavía estoy sangrando), legumbres (mis carbohidratos preferidos), frutas y verduras en abundancia, y algo de deportes (ya he empezado con las caminatas, de momento suaves, junto a mi pareja). Pienso restringir el consumo de dulces y calorías vacías al minímo…