Falsa alarma.

Falsa alarma.

Todo aclarado. Al final llegó mi regla. Mi cuerpo retoma su ritmo.Terminó la cuarentena!

Cuando ayer estaba pensando que podía estar embarazada pensé en comprarme uno de esos test de alta sensibilidad que me desaconsejaron para confirmar mi primer embarazo. Son test que reaccionan con muy poca cantidad de HGC, (la hormona que segregamos justo después de la concepción y que se duplica cada 2 ó 3 días). Concretamente reaccionan con 10mlU/ml de HGC frente a los tradicionales de 25mlU/ml. Estos últimos exigen al menos 15 días desde la fecundación. Su utilización antes de esa fecha puede dar lugar a falsos negativos cuando hay un embarazo cierto. Los test sensibles son sin embargo muy fiables, capaces de detectar un embarazo dentro de la primera semana de implantación embrionaria, pero en estadios tan recientes es frecuente que el positivo no se mantenga por fallos en la implantación. Por eso  preferí esperar para comprar un test tradicional, a pesar de que ya notaba síntomas del embarazo.

Para las más impacientes siempre queda acudir a una prueba en sangre, 100% fiable desde el momento en que se produce la implantación.