La lactancia materna…¿un método anticonceptivo?

La lactancia materna…¿un método anticonceptivo?

Sí, ya sé que estando de casi 20 semanas me tendría que ocupar de otras cosas más urgentes. Pero mi mente es así de desorganizada y este tema me preocupa porque me han explicado que después del embarazo hay un periódo especialmente fértil en la mujer y aunque nos encantaría un hermanito para nuestra nena de momento no nos lo podemos permitir (en todos los sentidos). Así que disfrutaremos de nuestra nena y luego ya se verá 🙂

Nosotros hemos programado nuestras relaciones por el método Ogino, y a pesar de los muchos detractores y de lo desastre que he sido para buscar el día de mi ovulación (con los test no lo hayé), no nos ha ido mal. Seguíamos una semana completa de abstinencia en el momento adecuado y luego nos podíamos relajar. Así estuvimos desde el 2012, quitando un breve periódo de tiempo en el que mi anterior ginecólogo me lo desaconsejó y me recomendó unos anticonceptivos orales ( con mi edad mandarme anticonceptivos fue un grave error). Creo recordar que se llamaban Jasmine, o algo así.

Si me planteo el tema de la lactancia materna como método  antibaby (MELA) es porque es natural, no supone alterar el cuerpo como los anticonceptivos o la ligadura de trompas.. ¿a estas alturas?, y porque nos sería muy cómodo. La lactancia materna suprime la ovulación mediante la producción de prolactina. Sé que funciona siempre que se cumplan unas premisas que muy resumidamente podríamos enumerar de la siguiente manera:

-Que el bebé sea menor de 6 meses.

-La lactancia tiene que ser exclusiva.

-Tiene que darse amenorrea o ausencia de regla.

Una seguridad del 98 %  durante los 6 primeros meses, aunque hay mujeres que se atreven a prolongarlo por más tiempo. Recomiendo que las interesadas se lean y busquen la extensa bibliografía que hay sobre el tema en internet. ¿Habeís seguido personalmente este método o conoceís de algún caso que lo haya seguido? Y si es así …¿por cuanto tiempo?

 

 

 

 

 

 

 

 

Beneficios de la lactancia materna.

Beneficios de la lactancia materna.

Pues como ya os dije el tema de la lactancia materna en mi casa está presente ( y eso que todavía nos queda mucho). El caso es que mi pareja me había enumerado algunas de las ventajas que conlleva así como sus beneficios. Algunas me parecían tan fantásticas que he decidido hacer de investigadora por internet.

En cuanto a lo de las ventajas, creo que son evidentes para todos. El tema económico y la higiene. Dar el pecho al nene los 12 primeros meses (los estudios que he leído recomiendan darlo 2 años, algo que me parece exagerado) permite a las familias ahorrar entre 1500 y 1800 euros. Toda una ayuda si tenemos en cuenta la cantidad de gastos a los que están sometidos los padres con su primer hijo. A eso le sumamos los esterilizadores, cuya compra resulta innecesaria.

En cuanto a beneficios, he podido confirmar lo que mi suegra y mi marido decían. Además, de reforzar el sistema inmunitario del bebé con los anticuerpos de la madre, se previene el riesgo de otitis, diabetes, muerte súbita y se reducen alergias ( la lista de beneficios que he llegado a leer la verdad es que es bastante larga pero estos me parecían los más importantes). Para la madre, a pasar de lo mucho que me he llegado a reir con esto, (cuando me lo contaron me dijeron que se reducía la tripita de la madre y te estilizabas con rapidez) dar el pecho cada día supone perder 500 calorías diarias y reduce el riesgo de cáncer de pecho.

Lo que no he podido confirmar es que los adultos que han sido criados sin lactancia materna tengan mayor riesgo de ser obesos e incluso mayor tendencia a la depresión.

Lo que más me ha asombrado es que durante esos meses la madre debe suministrar entre 8 y 12 tomas diarias. Tanto de día como de noche. Que la toma debe suministrarse sobre el mismo pecho a ser posible, porque su uso continuado permite extraer al final una leche más cremosa (esto me ha llamado mucho la atención!) y que deben evitarse los chupetes, sobre todo el primer mes, porque pueden confundir al bebé.

A ver, no pretendo ser una experta sobre el tema. Pero me parecía que en la otra entrada había reflejado una visión negativa de la lactancia materna, que era necesario revisar. Espero vuestras aportaciones.

 

¿Biberón o lactancia materna?

¿Biberón o lactancia materna?

Aunque es muy pronto todavía, se ha desatado en mi casa una polémica sobre el tema de amamantar al nino (en un futuro, claro). De un lado, mi pareja y mi suegra ( 10 meses amamantando a mi marido y todavía tenía para donar leche a al Hospital), acérrimos defensores de la lactancia materna. De otro mi madre y yo, partidarias de los biberones. Un momento, no me lapideís todavía!

Mis 3 hermanos y yo nos hemos criado con el biberón, tan ricamente y sin complicaciones. Mi madre intentó amantar al primero de sus hijos pero fue imposible. No le subía leche. Iban pasando los días y el muñeco que era mi hermano, se fue quedando en los huesos. Hasta que dijo…STOP. Fue a la farmacia y ahí terminaron sus problemas. A los 10 meses de nacer mi hermano, se presentaron los mellizos. Sietemesinos, pequeños, pero con un instinto de supervivencia propio de los Navy Seals. Así que mi madre siguió con los biberones. Con lo que ella tenía, hubiera sido imposible alimentar a tanto hambriento. Yo, lo mismo. Cuando hablamos de su decisión ella me dice que fue lo mejor y me lo recomienda.

images

Amamantar, no siempre es tan bonito como nos lo pintan. He oído y leído tanto sobre grietas en los pezones, sangrados y el dolor que algunas madres les produce dar el pecho, que me acobardo. A esto le tenemos que sumar que en un porcentaje muy alto es necesario complementar la lactancia materna con los biberones, porque no es lo suficiente rica para suministrar las calorías que necesita el recién nacido. Con lo que la lactancia materna en estos casos queda como algo residual y secundario. Hay otro tema que me preocupa, pero ojo que no es el principal. Conozco dos casos cercanos en los que después de dar el pecho ( y uno de ellos fue más bien necesidad psicológica de la madre porque su leche no era suficiente), se han operado los pechos. Yo no soy partidaria de las operaciones estéticas, desde luego para mi, no las quiero. Pero pienso…como les habrán quedado los pechos a estas mujeres, para correr el riesgo de hacerse una operación teniendo nenes tan pequeños? 😦

Así que este es el primer gran dilema que se nos plantea sobre el nene ( nosotros que prácticamente siempre estamos de acuerdo en todo) y supongo que no será el último.  Y vosotra/os que opinaís sobre el tema? Habeís pensado ya en este punto?