Ecografía del segundo trimestre.

Ecografía del segundo trimestre.

Y por fin nos tocó el turno, con 8 días de retraso. Nos citaron para última hora del lunes. Teníamos muchas ganas de ver a la nena y de comprobar si seguía en posición trasversa.

Esta vez llevábamos una batería de preguntas, porque cada vez que vemos a la nena se nos va el santo al cielo y nos olvidamos de muchas cosas 🙂

Nada más llegar, le entregamos al gine el informe de urgencias con la eco de la placenta. Ante eso, decidió hacer una ecografía vaginal (ya era hora!). Tal y como él veía la placenta, dijo que era anterior y que no presentaba ningún problema. Aprovechó para medir el cuello del útero. Dijo que era muy largo y estaba cerrado, lo que permite descartar de momento, un parto prematuro. Con la ecografía, también pudo ver un mioma de unos 5 cm, situado en el lado izquierdo y antes de la placenta. A mi ya me habían diagnosticado un par de miomas subserosos tres años antes. Para que nos entendamos, son tumores benignos y los subserosos son del tipo que menos guerra dan porque se sitúan fuera del útero. Pueden causar molestias y sangrados abundantes durante las reglas, pero en la mayoría de los casos son asintomáticos así que lo mejor es no tocarlos. A mi me dijeron, mi anterior gine que no me molestarían ( en ese momento eran dos y pequeños) en la búsqueda de un bebé. Así que no le dí más importancia. Pero con las hormonas tan revueltas por el embarazo, uno de ellos ha crecido. El médico se sorprendió al verlo porque en las anteriores visitas no lo había percibido. Según nos dijo el gine es más que probable que sea el causante del flujo amarronado y de los pinchazos en el lado izquierdo que yo atribuía a la placenta. Eso me deja mucho más tranquila, porque ahora ante cualquier descarga de flujo amarronado ya no me encojo pensando en la placenta.

En cuanto a la nena, con 27 semanas y 3 días, pesa 1218 gramos. Y como es un poco pequeña de tamaño, está bastante redondita 🙂  Alicia ya no está trasversa ahora está sentada, con la cabeza hacia arriba, utiliza la placenta de cojín por eso en la eco 3D sólo vimos parcialmente su cara. Todavía tiene tiempo de girar si es lo que ella quiere.

En cuanto a la ropa, teniendo en cuenta lo que nos van a regalar, hemos decidido hacer un pedido básico en H&M. Aún nos quedan cositas por comprar, aunque poco.

r4r2

r3

Todo es de la talla de 1 a 2 meses. Y menos mal, porque hicimos el pedido antes de saber que Alicia estaba tan gordita. Lo próximo que compremos ya irá en una talla mayor.

Anuncios
Nuevo ciclo.

Nuevo ciclo.

Sí, empiezo un nuevo ciclo. Y el segundo en la busqueda de mi hijo/a. Lo que más me duele es que por lo visto ni siquiera me acerqué a la fecha de ovulación. Si tenemos en cuenta la regla y descontamos 14 días para atrás, justo en el día que se cumplen los 14 días, tendremos la ovulación. En fin, que haciendo esos cálculos era imposible que me quedara embarazada. Y todo lo que sentí? Y todas esas molestias? Empiezo a comerme el coco, y pienso…y si me quedé embarazada y no eran imaginaciones mías? Y si lo vuelto a perder? Tengo programada una cita para que me hagan una ecografía transvaginal a principios de Junio. El ginecólogo me la pidió para controlar el tema de los miomas ( lo que por si solos sí podrían explicar todas las molestias de la última regla) pero mientras me la hacen procuraré sacar toda la información que pueda acerca de si ha podido producirse una nueva pérdida.

Es cierto que me he comido mucho el coco con este tema. Sobre todo después de la ovulación, ya tomaba precauciones como si pudiera estar embarazada. Después de esta decepción tengo pensado abordar el tema de forma distinta. No modificaré mi vida ni mis hábitos (excursiones, bici…) hasta que no tenga un positivo en la mano. Si no actúo así, me pierdo demasiadas cosas buenas con mi pareja por un sueño que todavía no es real.

Imaginaciones mías o….

Imaginaciones mías o….

Bueno el caso es que no sé si me estaré emparanoyando demasiado. Pero llevo desde unos días después de la ovulación sintiendo cosas que normalmente no siento. He notado mi útero. Ya sé que suena un poco raro, pero yo, a estas alturas del ciclo no lo noto. Normalmente cuando viene la regla si noto como se contrae, pero es que ahora lo noté en un momento distinto. Durante unos días fueron molestias continuas. Luego desaparecieron haciéndose notar cuando llevaba varias horas en movimiento para desaparecer cuando descansaba. Y luego he estado unos días con la lágrima fácil, emocionándome con comentarios o con lo que leía. Y yo no soy muy llorona.

Lo he comentado con mi madre y me ha dicho que es imposible quedarse embarazada tan pronto. Y que seguro, las molestias son de los miomas. Por cierto que son dos, y no uno como me habían dicho al principio. (Menos mal son subserosos y estos no son del tipo que impide o dificulta la fecundación). También me ha dejado muy claro que no somos conejos ( mi madre se refería a la facilidad con la que este animalito se reproduce). Que seguridad tienen las madres!!!

Puede que sí esté demasiado pendiente. Hoy mismo, los molestias han vuelto, aunque me quedan entre 3 ó 4 días para mi próxima regla. La incertidumbre me mata.

Dolor

Dolor

Nadie me avisó de los dolores (ni siquiera mi madre), que se experimentan en el embarazo durante la primeras semanas. Ni siquiera en san google pude leerlo ( no me refiero a las nauseas que están ampliamente descritas en muchos artículos de internet). Luego me entero de que mi madre sí tenía importantes molestias durante las primeras semanas de gestación. Será que las mujeres no queremos compartir esta información porque nos parece una especie de queja inaceptable por nuestra condición de embarazadas? En todo momento tuve constancia de mi embarazo por los movimientos que se producían en mi útero, cambios necesarios para albergar al bebé durante los siguientes meses. Los dolores eran muy parecidos a los que se producen durante la menstruación, por eso cuando la mañana del 27 empezaron las molestias, algo más intensas, no me alarmé y continué con mis tareas habituales. Como algo tan pequeño se nota tanto !!–pensé. Con movimientos rápidos , aunque no bruscos, dediqué mi tiempo a diferentes actividades. Hasta que a partir de la 3 de la tarde empecé a sangrar…

Supongo que para Urgencias este tipo de situaciones son algo tan común, que tuve la impresión que para el personal sanitario que me atendió, el bebé se había perdido incluso antes de hacerme todas las pruebas que lo confirmaran.Y no es de extrañar, 1 de cada 5 embarazos se pierde durante el primer trimestre del embarazo. Por suerte no necesité ni medicación ni legrado para expulsar los restos de la concepción que han ido saliendo sin muchas molestias.

Ese mismo día, el médico de urgencias me diagnostica la presencia de un mioma subseroso en  el útero que yo desconocía. Día completo.