Vulvovaginitis.

Vulvovaginitis.

Andaba Alicia muy feliz sin pañal estos días. Retenía el pis todo lo que podía hasta que la notábamos incómoda. En ese momento, lo poníamos y la nena aprovechaba para orinar. En la playa también, totalmente desnuda se dedicaba a hacer sus castillos, la mar de a gusto.

El sábado por la tarde vimos la primera señal de alarma: una secreción amarillenta en sus genitales. En el siguiente cambio de pañal, lo mismo pero en menor cantidad. No había fiebre así que recordé las propiedades antisépticas del romero (“el antibiótico del pobre”). Preparé una cocción con unos 100 gramos de romero y lo fuí aplicando en cada cambio de pañal, dejándolo caer suavemente sobre la vulva. Es necesario no contaminar la aplicación de romero si se dan friegas. Lo mejor es separar un poco de líquido y desecharlo después de un único uso.

Estábamos preparados para ver a su pediátra el lunes pero como no volvimos a ver más secreciones y teníamos cita el miércoles para la vacuna de la hepatitis, decidimos esperar. El miércoles el doctor examinó la zona y dijo que todo estaba bien, que seguramente algo de caca había quedado dentro y recomendó que siguiera con el romero.

Somos bastante cuidadosos con la limpieza de la nena en los cambios de pañal y para mi que esto tiene que ver con ir desnuda por el jardín  y playa. Así que hemos aprendido eso de que el ir vestidos es para protegernos 🙂 y Alicia ya lleva puesto el pañal la mayor parte del día.

Justo entonces recordé la de infecciones  que yo había sufrido de pequeña y lo mal que se pasa. Y como es bastante común en nenas voy a hacerme con un par de plantas de romero extra por si las moscas. Prefiero un antiséptico natural a cualquiera que vendan en la farmacia.

antiseptico del pobre

 

 

En cuanto a la revisión prevacuna, el doctor la vió estupenda. Con 200 gramos de más (10 kilos 100) y un centímetro más (ya van 83).

Nos deseó un feliz verano y nos emplezó para el próximo control, el de los 18 meses, en Septiembre.

Anuncios